Recuperar mi Matrimonio

Recuperar mi matrimonio

Son muchos los matrimonios que en algún momento se enfrentan a una fuerte crisis en su relación de pareja. Mucho se ha dicho y escrito al respecto, lo cierto es que recuperar una relación que ha sido dañada es un proceso difícil  a pesar de que aun exista el amor.

Recuperar mi matrimonio - Remedios originales

(Imagen cortesía de Sascha Kohlmann disponible en Flickr)

Lo primero es recuperar la calma. No se puede pretender recuperar una relación mostrando una actitud defensiva.  Tranquilízate, relájate y pon en práctica acciones concretas. También recuerda que no es posible obtener resultados diferentes siguiendo los mismos pasos. Si esta no es la primera crisis de tu matrimonio, no pretendas resolverla como lo has hecho en el pasado.

Veamos algunas acciones/pasos concretos que puedes seguir en la búsqueda por recuperar a tu pareja.

  1. Mantén una actitud positiva: Debes creer que va a funcionar. Esto aplica no solo en tu búsqueda por recuperar tu matrimonio sino en cualquier proyecto que emprendas. Cuando no tienes fe en que algo va a funcionar estás propiciando que no funcione, no empeñas toda tu energía en hacer que las cosas salgan bien porque una parte de ti cree que el esfuerzo es en balde.
  2. Identifica la raíz del problema. Analiza tu vida matrimonial. Dónde es que las cosas se enfriaron, cómo es que llegaron a distanciarse tú y tu pareja. ¿Por qué quieres recuperar tu matrimonio?
  3. Asume tu parte de la culpa. Sé responsable, acepta tu parte de responsabilidad, eso indica que eres una persona madura y que estás en el momento adecuado para emprender la reconciliación. No te auto engañes. Todo esto te dará valor para disculparte si es necesario, lo cual nos lleva al siguiente punto.
  4. Arrepiéntete sinceramente de las malas acciones que hayas cometido. Si tu pareja se ha enojado contigo por algo que has hecho o no has hecho, asume la responsabilidad, arrepiéntete y discúlpate de corazón. No es el momento de regresar las acusaciones con otras acusaciones, no se trata de una competencia, sino de perdonarse para poder continuar con una vida de pareja sana.
  5. Acepta a tu cónyuge tal cual es. En la vida real no hay un “y vivieron felices para siempre”. Al casarnos nos damos cuenta de muchos detalles de nuestra pareja que tal vez no nos agraden. Pero si es la persona con la que queremos estar, debemos comprender que es un ser humano, que comete errores, que tiene defectos, y que nuestra pareja tiene los mismos sentimientos hacia nosotros. Se tolerante.
  6. Prepárate para invertir mucho tiempo y energía en la recuperación de tu matrimonio. No puedes pretender recuperar a tu pareja y seguir trabajando 18 horas diarias o teniendo miles de actividades sociales. Es importante que le dediques tiempo de calidad, que tengas paciencia y que te esfuerces. Eso va a implicar sacrificar muchas cosas, pero si amas a tu pareja y deseas recuperarla debes prepararte para hacerlo.
  7. Busca ayuda. Lo ideal es que asistan a una terapia de pareja y que tengas un guía espiritual en el proceso de recuperar tu matrimonio. Si tu pareja no está lista para consultar sus problemas con un psicólogo o guía espiritual, empieza por hacerlo tú de manera individual. Seguro tu pareja apreciará el esfuerzo que estás haciendo y se unirá a tu esfuerzo cuando comience a ver los cambios. Por otro lado los problemas de cada pareja son distintos y cada situación debe analizarse por separado, por ello es importante que acudas a un profesional. Consigue literatura, ¡descubre nuevas formas de regresarle a tu matrimonio el brillo!

Es muy importante que veas las cosas de una manera fría, no te ciegues por la ira o por el orgullo. Todo tiene límites y si estiras demasiado la cuerda, ésta se puede reventar.

Encuentra una guía completa para recuperar tu matrimonio aquí.

Recuperar mi matrimonio
 

Compartir: Facebooktwittergoogle_plusredditpinteresttumblrmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinteresttumblrmail